Anatomía de la Victoria

Una intervención de Javier Barrio en el Museo Urbano del Hospital Rivadavia, Ciudad de Buenos Aires. Con la colaboración de Lucila Guerrero y Nicolás Novali.
Esta vitrina plantea una reflexión sobre el gesto de la “V de Victoria”, realizado con las manos, utilizado desde hace varios siglos en el universo de la guerra y la política.
El símbolo remite, en primer lugar, a la mutilación de uno de los dedos, que se les practicaba a los arqueros derrotados durante la Guerra de los Cien Años, entre Francia e Inglaterra.
Pero será recién en el siglo XX que este lema tendrá visibilidad masiva a través del uso que hicieron del mismo varios líderes políticos, entre ellos, Churchill, De Gaulle, Nixon y el generalizado uso que le dio el movimiento peronista en nuestro país en la década de 1970.
Durante la segunda guerra mundial el periodista británico Douglas Ritchie sugirió una traducción sonora del símbolo de la V de victoria, a través de su traducción al código Morse, que equivale a tres puntos y una raya. Esta secuencia se podía identificar con los primeros compases de la quinta sinfonía de Beethoven. La BBC utilizó esos primeros compases como llamada para difundir noticias victoriosas a favor de los aliados, mientras transmitía para los países europeos ocupados por los nazis.
Esta vitrina pretende ser una autopsia de este símbolo, entre el mundo del arte y el de la ciencia, como parte de la tradición de los museos anátomo patológicos que funcionaron como espacios de entretenimiento, educación y reflexión.

Agradecimientos especiales: Alfredo Larrosa por prestarme el arco y Alfonso Piantini por darme la posibilidad de participar del Museo Urbano.